Mesa Eólica Merindades de Burgos - MEMBU

La Mesa Eólica Merindades de Burgos

El día 17 de febrero de 2000 nos reunimos un amplio grupo de personas, profesionales, empresarios y asociaciones, preocupados y sensibilizados por la forma en la que se estaba implantando la energía eólica en nuestra comarca , y decidimos formar esta Mesa Eólica de las Merindades de Burgos, y exponer a la opinión pública nuestros argumentos.

La forma en que se estaba y se continúa llevando a cabo la implantación de la energía eólica en el norte de Burgos, y por ende en toda la provincia puede calificarse de absolutamente desordenada y caótica, carente de controles que la regulen y acelerada al máximo.

La trascendencia para la comarca de Las Merindades en todos los aspectos de la vida es enorme, empezando por una transformación de nuestro paisaje sin precedentes. Hoy todos podemos ver como aumentan día a día y con gran rapidez nuevos tendidos eléctricos, pistas en los montes y líneas de aerogeneradores.

La proliferación de parques eólicos está provocando una telaraña de tendidos eléctricos y de pistas de acceso que convierte el campo burgalés en un paisaje industrial, pero sin los puestos de trabajo que eso debería suponer.

El Turismo Rural, tan renombrado y promocionado por la Administración, se ve en la paradoja de que quien le animó a surgir y subvencionó para empezar, hoy le ahoga con un parque sobre su Alojamiento Rural.

Creemos que el cambio es demasiado serio como para no pararse a pensarlo un poco. Como seguimos viendo a diario, Las Merindades no existimos para la Administración. La Sanidad era precaria y a día de hoy paupérrima, así como la situación del transporte público, que ha ido disminuyendo hasta llegar a desaparecer. Sin embargo, sí existimos para colocarnos las centrales eólicas cuyo beneficio en esta comarca es demasiado cuestionable.

Nuestra intención como colectivo continúa siendo, desde el año 2000, conseguir que la Junta de Castilla y León paralice toda actividad en esta línea hasta que no se elabore un Plan consensuado de implantación de este tipo de energía en la provincia.

 

Hemos de evitar que continúe esta desenfrenada actividad hasta que no se disponga de una adecuada regulación acorde con los principios básicos de la conservación de nuestro patrimonio artístico, natural y cultural.